Te Encuentras:



JUAN

Posted on

JUAN (Apostol)

(gr. «’loannes», del heb. «Yõhãnãn»: «Jehova ha hecho gracia»).
Hijo de Zebedeo, hermano del Jacobo que sufrio el martirio bajo el poder de Herodes Agripa I (Mt. 4:21; Hch. 12:12). Se supone, con razon, que Juan era el menor, que la madre de ellos se llamaba Salome, y que era hermana de la madre de Jesus (vease SANTIAGO). El padre de Juan poseia barcos de pesca; sus dos hijos y varios jornaleros trabajaban para el en su negocio de pesca en el lago de Galilea (Mr. 1:19-20). Juan habia seguido las enseñanzas del Bautista a bordo por el Jordan; contemplando a Jesus, lo habia designado como el Cordero de Dios, en presencia de Andres y de un discipulo anonimo que, evidentemente, era Juan (Jn. 1:35-40). Acompaño a Jesus a Galilea y estuvo con el en las bodas de Cana (Jn. 2:1-11), pero no habia sido todavia llamado a seguir al Señor de una manera permanente. Reemprendio su actividad en el lago; Juan y su hermano trabajaban en ocasiones con Pedro (Lc. 5:10).
Jesus invito a Jacobo y a Juan a que abandonaran su negocio para seguirle (Mt. 4:21, 22; Mr. 1:19, 20). Mas tarde los designo como apostoles (Mt. 10:2). Jesus les puso como sobrenombre Boanerges, «hijos del trueno» (Mr. 3:17), indudablemente a causa de su violento caracter. La impetuosidad del temperamento natural de ellos, todavia no transformado por la gracia, se manifesto cuando Juan reprendio a un hombre que echaba fuera demonios en nombre de Cristo, pero sin formar parte del grupo de los discipulos (Lc. 9:49). La misma violencia se hizo patente cuando los dos hermanos deseaban hacer descender fuego del cielo sobre una ciudad de los samaritanos cuyos habitantes habian rehusado acoger a su maestro (Lc. 9:52-56). El egoismo de Jacobo y de Juan los llevo a unir sus peticiones a las de la madre de ellos, que queria para sus hijos los primeros lugares al lado de Jesus en el reino venidero. Al mismo tiempo, manifestaron su celo al declararse dispuestos a afrontar la muerte por Cristo (Mt. 20:20-24; Mr. 10:35-41). Pero la gracia triunfo sobre estos defectos, y su violencia se transformo en una fuerza gloriosamente conformada. Juan se caracteriza por una profunda intuicion espiritual y una viva sensibilidad, y fue un discipulo por el que Jesus sintio un afecto particular. Fue uno de los tres apostoles a los que Jesus permitio ver la resurreccion de la hija de Jairo (Mr. 5:37; Lc. 8:51), contemplar la transfiguracion (Mt. 17:1; Mr. 9:2; Lc. 9:28), y la agonia del huerto de Getsemani (Mt. 26:37; Mr. 14:33). Durante la ultima cena, habia sido el mas cercano a Jesus (Jn. 13:23). Desde Getsemani,

siguio a Jesus hasta el interior de la residencia del sumo sacerdote, donde era conocido; despues, asistio a la crucifixion. Desde lo alto de la cruz, Jesus confio su madre a Juan, que la tomo consigo (Jn. 18:15; 19:27). Cuando fue informado de que la tumba de Cristo estaba vacia, Juan se dirigio corriendo con Pedro al sepulcro, y constato que el Señor estaba verdaderamente vivo (Jn. 20:1-10). La tarde del mismo dia, en compañia de los otros discipulos, vio al Resucitado, que se les aparecio de nuevo una semana mas tarde (Lc. 24:33-43; Jn. 20:19-20; 1 Co. 15:5). Juan fue con los otros discipulos a Galilea, donde Jesus les habia citado, y alli volvio a ver al Señor (Mt. 26:32; 28:10, 16; Jn. 21:1-7). Mientras Juan se hallaba en Galilea, se difundio entre los discipulos (que habian malinterpretado unas palabras de Jesus) la idea de que Juan no moriria (Jn. 21:22). Despues de la Ascension, se quedo un cierto tiempo con los otros diez discipulos en un aposento alto en Jerusalen (Hch. 1:13). Al dia siguiente de Pentecostes, se une a Pedro en una gran obra misionera (Hch. 3:1). Los dos fueron encarcelados por las autoridades judias, y confesaron valientemente su fe (Hch. 4:19). Los otros apostoles enviaron a Pedro y a Juan a Samaria para ayudar a Felipe, que habia comenzado a predicar alli el Evangelio (Hch. 8:14). Juan fue uno de los apostoles que se quedaron en Jerusalen durante las persecuciones que se lanzaron contra los primeros cristianos. Como columna de la Iglesia, estaba todavia alli cuando Pablo acudio, despues de su primer viaje misionero (Hch. 15:6; Ga. 2:9).
Se le atribuyen cinco libros del NT, el cuarto Evangelio, tres epistolas y el Apocalipsis, cuyo titulo menciona el nombre de Juan, su autor. La tradicion dice que su ministerio finalizo en efeso. Es probable que Juan tomara el cuidado de las siete iglesias de Asia (Ap. 1:11). Cuando redacto el Apocalipsis, indudablemente hacia el año 95 d.C., el apostol se hallaba exiliado en la isla de Patmos, a causa de la Palabra de Dios y del testimonio que habia dado de Jesucristo (Ap. 1:9). La accesion de Nerva en el año 96 le trajo la libertad y pudo volver a efeso, segun se dice. Policarpo, Papias e Ignacio siguieron sus enseñanzas. Ireneo, discipulo de Policarpo, afirma que Juan se quedo en efeso hasta su muerte, que se produjo bajo Trajano, que reino del año 98 al 117.