Primera de Timoteo

Posted on

Primera de Timoteo

La primera epístola a Primera de Timoteo es una carta pastoral del Nuevo Testamento que forma un grupo homogéneo con la Segunda epístola a Timoteo y la epístola a Tito. Su estilo y vocabulario son diferentes de los demás escritos paulinos por lo que la mayoría de los teólogos consideran que no fueron escritas por el apóstol Pablo o que no fue él mismo quien les dio su forma literaria, sino alguno de sus discípulos. La primera carta o epístola a Timoteo tiene un enfoque ético, a partir del cual hace recomendaciones prácticas para la vida sana de la Iglesia y de sus integrantes. Además, expresa una preocupación por la palabrería y discusiones sin fin de falsos doctores que se apartan de las palabras de Jesucristo, “están cegados por el orgullo y no saben nada”. La carta fundamentalmente es doctrina (enseñanza) de las prácticas cristianas.

 

CAPITULOS BIBLICOS DEL LIBRO DE PRIMERA DE TIMOTEO

Libro de Primera de TimoteoLibro de Primera de Timoteo
Capitulo 1
Capitulo 4
Capitulo 2
Capitulo 5
Capitulo 3
Capitulo 6

Primera de Timoteoprimera de timoteo primera de timoteo Primera de Timoteo 1 Timoteo 6 El peligro del amor al dinero

 

¿Quien fue primera de Timoteo?

Pablo le escribió a Timoteo para animarlo en su responsabilidad de supervisar la obra de la iglesia de Efeso y posiblemente otras iglesias en la provincia de Asia (1 Timoteo 1:3). Esta carta finca los fundamentos para ordenar ancianos (1 Timoteo 3:1-7), y proporciona una guía para la gente común dentro de la administración de la iglesia (1 Timoteo 3:8-13). En esencia, 1 Timoteo es un manual de liderazgo para la organización y administración de la iglesia.

Esta es la primera carta que Pablo escribió a Timoteo, un joven pastor quien había sido de gran ayuda para Pablo en su obra. Timoteo era griego. Su madre era judía y su padre griego. Pablo era más que solo un tutor y líder para Timoteo, él era como un padre para él y Timoteo era como un hijo para Pablo (1 Timoteo 1:2). Pablo comienza la carta urgiendo a Timoteo a estar alerta ante los falsos maestros y la falsa doctrina. Sin embargo, buena parte de la carta trata sobre la conducta pastoral. Pablo instruye a Timoteo en la adoración (capítulo 2) y el desarrollo de líderes maduros para la iglesia (capítulo 3).  La mayor parte de la carta trata de la conducta pastoral, advertencias sobre los falsos maestros, y la responsabilidad de la iglesia hacia los miembros que pequen, las viudas, ancianos, y esclavos. A través de toda la carta, Pablo anima a Timoteo a permanecer firme, a perseverar, y a permanecer fiel a su llamado.

 

Las Cartas dirigidas a Primera de Timoteo y a Tito forman un grupo homogéneo dentro de la colección de los escritos paulinos. Sus destinatarios eran dos íntimos colaboradores de Pablo, que necesitaban directivas concretas sobre la organización y el gobierno de las comunidades que él les había confiado, por lo cual reciben el título de «Cartas pastorales». Además, las tres están redactadas en un mismo tenor, combaten los mismos errores y reflejan una etapa más evolucionada en la organización interna de las comunidades cristianas. Pero, por su vocabulario y su estilo, estas Cartas difieren notablemente de las otras atribuidas al Apóstol. Esto hace presumir que no fue él mismo quien les dio su forma literaria, sino que fueron redactadas por alguno de sus
discípulos.

La PRIMERA DE TIMOTEO a quien Pablo llama afectuosamente «hermano nuestro y colaborador de Dios en el anuncio de la Buena Noticia de Cristo» (1 Tes. 3. 2) contiene una serie de recomendaciones prácticas sobre la necesidad de conservar y transmitir con fidelidad la tradición apostólica, sobre los criterios que deben regir la elección de los ministros de la comunidad y acerca de las obligaciones de Timoteo con respecto a las diversas categorías de fieles: ancianos y jóvenes, viudas, presbíteros y esclavos. En particular, Pablo inculca a su discípulo la necesidad de combatir a los que enseñan «doctrinas extrañas», y lo exhorta a practicar la piedad y el desinterés pastoral, para mantenerse «sin mancha e irreprensible hasta la Manifestación de nuestro Señor Jesucristo».

Antiguo Testamento

 

   
Genesis2 CronicasDaniel
ExodoEsdrasOseas
LeviticoNehemiasJoel
NumerosEsterAmos
DeuteronomioJobAbdias
JosueSalmosJonas
JuecesProverbios
Miqueas
RutEclesiastesNahum
1 SamuelCantaresHabacuc
2 SamuelIsaiasSofonias
1 ReyesJeremiasHageo
2 ReyesLamentacionesZacarias
1 CronicasEzequielMalaquias

 

Nuevo Testamento

 

   
MateoEfesiosHebreos
MarcosFilipensesSantiago
LucasColosenses1 Pedro
Juan1 Tesalonicenses2 Pedro
Hechos2 Tesalonicenses1 Juan
Romanos1 Timoteo2 Juan
1 Corintios2 Timoteo3 Juan
2 CorintiosTitoJudas
GalatasFilemonApocalipsis