Escribe lo que andas buscando

 

CANAAN

Posted on

CANAAN

= «bajo, llano».
Hijo de Cam, nieto de Noe (Gn. 9:18-27).
De Canaan dijo Noe: «Maldito sea Canaan; siervo de siervos sera a sus hermanos», y despues se añade que sera siervo de Sem y de Jafet. Puede parecer extraño a primera vista que Noe no maldijera a Cam personalmente, puesto que habia sido el quien no habia respetado a su padre; pero la maldicion y deshonra sobre el hijo recaia tambien sobre el padre. Añadase a esto que Dios ya habia bendecido a Cam juntamente con Noe, y habia hecho pacto con el. ¿Como podria llevar a Noe a maldecirle directamente? (cp. Gn. 9:1, 8). Ademas, no todos los hijos de Cam vinieron a ser siervos de Sem; fue solo sobre Canaan que cayo la maldicion. Nimrod, hijo de Cam, fue el fundador de los grandes reinos de Oriente, y no leemos que nunca fuera tributario de Israel como si lo fue Canaan. Dios, en Su sabio gobierno, condujo a Noe a pronunciar la maldicion sobre Canaan («Maldito sea Canaan….»: Gn. 9:25), en intenso contraste con la bendicion de Jehova sobre Sem, que fue cumplida en Israel.
CANAaN, LA TIERRA Y SU CONQUISTA.
(A) GEOGRAFiA.
Geograficamente, el nombre de Canaan no fue dado inicialmente mas que a la costa baja de Palestina, para distinguirla de la region montañosa vecina (Nm. 13:29; Jos. 11:3). Mas tarde, esta designacion llego a comprender el valle del Jordan, y finalmente toda la Palestina al oeste del rio. Canaan vino a ser uno de los nombres mas corrientes para designar el pais que habitaban los hebreos, por mucho que en realidad no ocupaban mas que la zona montañosa de Palestina y el valle del Jordan, y solo una insignificante seccion de la costa maritima (Gn. 11:31; Nm. 13:2).
(B) LENGUA.
El hebreo, la lengua del pueblo de Dios, pertenece al grupo nororiental de lenguas semiticas. Despues de la conquista israelita, se impuso en Canaan con las inevitables acomodaciones, sin dificultad, debido a los estrechos lazos que lo unian con la lengua de los cananeos vencidos. Si recibe el

nombre de «lengua de Canaan» (Esd. 19:18), no se debe solamente por el hecho de que se hablara en Canaan: era una lengua cananea.

(C) CONQUISTA.
Despues de la muerte de Moises, los hebreos, acaudillados por Josue, conquistaron Canaan. El plan de guerra incluia el establecimiento de un campamento permanente en Gilgal, al este de Jerico, en la llanura (Jos. 4:19; 5:10). Desde alli, los israelitas subieron contra Hai y hacia Gabaon (Jos. 4:19; 5:10). La situacion de este campamento ofrecia grandes ventajas. En Gilgal, Josue no tenia enemigos a sus espaldas; abundaba el agua, y las dos tribus y media mas alla del Jordan podian suministrar provisiones; ademas, los botines obtenidos quedaban protegidos. El campamento presentaba las siguientes caracteristicas:
La presencia del tabernaculo (Jos. 6:24; cp. Jos. 9:23; 18:1; 22:19);
del arca (Jos. 3:17; 6:11, etc., 7:6);
del altar (Jos. 9:27; cp. Jos. 22:19, 28, 29);
alli estaba Eleazar, el sumo sacerdote (Jos. 14:1, cp. Jos. 6);
ademas, la presencia de otros sacerdotes (Jos. 6:6, 12, etc., Jos. 8:33);
las 12 piedras colocadas sobre el lecho del Jordan, puestas alli para conmemorar el paso del rio (Jos. 4:20).
El plan ulterior de Josue incluia una expedicion preliminar contra los enemigos que amenazaban el campamento. Jerico dominaba la entrada de Canaan y el valle, y fue en seguida tomada. A continuacion avanzo hacia el interior del pais montañoso, y tomo Hai. Esta ciudad se hallaba a la entrada del valle situado frente a Gilgal. Las tropas de Hai hubieran podido lanzarse contra el campamento. Despues de estas operaciones preliminares, Josue, siguiendo las ordenes de Moises, erigio un altar sobre el monte Ebal (Jos. 8:30-35; Dt. 27). Durante estas solemnidades se presentaron unos embajadores de Gabaon, pretendiendo venir de un lejano pais; Josue hizo alianza con ellos, sin consultar al Señor. Los sucesos posteriores muestran que esta fue una grave imprudencia (Jos. 9). Habiendo ya puesto un pie en el pais, Josue efectuo dos campañas para conseguir su conquista. La alianza de los 5 reyes provoco la expedicion contra el sur (Jos. 10). El rey de Jerusalen reunio consigo a los reyes de Hebron, de Laquis, de Eglon y de Jarmut para atacar Gabaon; Josue se vio obligado a socorrer a los gabaonitas, con los que acababa de celebrar un tratado de alianza. Los 5 reyes fueron derrotados, y se lanzaron en retirada por la bajada de Bet-

horon. En su victoriosa persecucion, Josue se apodero de Maceda, ciudad que debia hallarse en la llanura maritima, o cerca de ella. Alli planto un campamento provisional, tomo Libna, que se hallaba tambien en la llanura, y despues Laquis, donde vencio al rey de Gezer. Dirigidos por Josue, los israelitas tomaron tambien Eglon, donde levantaron otro campamento provisional; despues tomaron Hebron, desde donde se lanzaron hacia la region montañosa, y se apoderaron de Debir. Asi, Josue asumio el control de todo el pais comprendido entre Gabaon, Gaza y Cades-barnea, y despues se dirigio de vuelta a Gilgal.
Fue en el transcurso de esta campaña que Josue hizo detener el sol (Jos. 10:12-15). Este suceso tuvo lugar durante un periodo de milagros. (Vease MILAGRO). este es mencionado en el libro de Jaser, una recopilacion de poemas con notas en prosa (vease SOL). Ya bien debido a la presion de la coalicion del norte, o debido a que el lo juzgara oportuno, Josue decidio dejar a un lado las ciudades poco importantes de la costa maritima al norte de Filistea, para dar un golpe decisivo contra el populoso y poderoso Norte (Jos. 11). El rey de Hazor, jefe de una confederacion de reyezuelos, oyo de las victorias israelitas en el sur, y ordeno a todo el resto de reyes que se unieran a el para aplastar a Josue. Los ejercitos aliados se reunieron en las aguas de Merom. Josue se dirigio hacia alli, y ataco a los reyes, derrotandolos y persiguiendolos hasta Sidon al noroeste, y hasta Mizpa al este; despues se dirigio a Hazor, tomandola e incendiandola, y se apodero de las otras capitales de los pequeños reinos aliados. En Jos. 11:16-12:24 se resume esta fase de la conquista. Estas campañas quebrantaron el poder de los cananeos, pero no fueron totalmente destruidos. Quedaron muchos habitantes del pais y les quedaron ciudades importantes (Jos. 11:13; 15:53; 16:10, etc.). Incluso alli donde la destruccion habia sido total, una buena cantidad de gentes habia conseguido huir o esconderse; al retirarse los ejercitos (Jos. 10:43) retornaban, reconstruian sus ciudades destruidas, y volvian a cultivar sus devastados campos. Años despues, cuando las tribus de Israel se dispersaron por el pais para instalarse, encontraron resistencias por uno y otro lado (Jue. 1). (Vease HEBRoN, JOSUe).

(D) DURACIoN DE LA CONQUISTA.
Fue larga, ya que ninguna ciudad hizo paz con Israel, a excepcion de las ciudades de los gabaonitas (Jos. 11:18, 19; cp. Jos. 9:17). Se puede calcular con precision la duracion de este

periodo: desde el envio de los espias, el segundo año despues de la salida de Egipto (cp. Nm. 10:11; 13:20; Dt. 1:3) hasta el momento de la entrega de Hebron a Caleb, durante la particion del pais, transcurrieron 45 años; por otra parte, desde el envio de los espias hasta el tiempo en que se atraveso el torrente Zared (Dt. 2:14), hay 38 años; quedan, para la conquista del pais, al este y al oeste del Jordan, alrededor de 6 u 8 años. Falta deducir el tiempo que se preciso para la conquista de la parte oriental del pais, y los sucesos de Sitim. La muerte de Aaron (Nm. 33:38) sobrevino el dia 1º del 5º mes del año 40, y el paso del Jordan (Jos. 4:19) tuvo lugar el dia 10º del mes 1º. La conquista del pais de Sehon y de Og, y los acontecimientos de Sitim ocuparon algo mas de 8 meses, 9 dias, porque se precisa de alrededor de 2 meses para los acontecimientos de Sitim (cp. Dt. 1, 3, 4 y Jos. 4:19; Dt. 34:8; Jos. 2:22, etc.; cp.
Josefo, Ant. 5:1, 1-18), lo que deja entre 5 y 6 años para la conquista de la Palestina occidental. Dice Josefo que esta conquista tomo 5 años (Ant. 5:1, 9).

(E) ERRORES TaCTICOS.
Hay tres hechos que pueden ser considerados como errores tacticos que tuvieron graves consecuencias posteriores:
la alianza con Gabaon,
la dejacion de Jerusalen en manos de los jebuseos (Jos. 15:63)
y de la llanura costera en manos de los filisteos. Un vistazo al mapa muestra que estos tres errores dejaron a Juda y Simeon aislados del resto de la nacion. La principal ruta de Juda hacia el norte estaba dominada por los jebuseos de Jerusalen, y las colonias gabaonitas la flanqueaban al oeste a lo largo de 16 kilometros entre Jerusalen y Jerico; al este habia una region montañosa, agreste, desierta, cortada por gargantas infranqueables. De Jerusalen al Mediterraneo se extendia toda una serie de islotes cananeos: los gabaonitas, los cananeos de Dan, y los filisteos. Este aislamiento de Juda y de Simeon tendria gravisimas repercusiones que pueden dar explicacion a la historia de los años posteriores.

(F) EXTERMINACIoN DE LOS CANANEOS.
¿Es posible justificar la exterminacion de los cananeos por parte de los israelitas? La expropiacion de las tierras de los cananeos estaba conforme con el espiritu de aquella epoca. Los cananeos habian hecho a otros lo mismo que les hacian ahora los israelitas. En tiempos de guerra, los hebreos se condujeron mucho mejor que lo

autorizado por las costumbres de la antigüedad. Desde el punto de vista de la epoca, no eran ni sanguinarios ni crueles. Los asirios nos han dejado relatos de sus propias guerras. Frecuentemente decapitaban a los habitantes de las ciudades conquistadas, y hacian montones con sus craneos; crucificaban o empalaban a sus prisioneros, les sacaban los ojos con la punta de la lanza, o los despellejaban vivos. Los relatos de las batallas de Israel contra los cananeos hablan de muerte, pero no de tortura. La dificultad moral proviene del hecho de que la exterminacion de los cananeos hubiera sido ordenada por Dios, con lo que para algunos Su caracter queda asi en entredicho. Sin embargo, esta postura rechaza la soberania de Dios, gobernada por Su conocimiento absoluto y designio justo (cp. Gn. 18:25 b). Recordemos aqui que Dios tenia un doble proposito en la orden dada de destruir totalmente y expulsar a los cananeos. Dios queria arrojar sobre ellos un juicio (Gn. 15:16; Lv. 18:25; Dt. 9:3, 4; 18:12) y evitar el
contagio del mal (ex. 23:31-33; 34:12-16; Dt. 7:2- 4). Se trataba de lanzar un castigo sobre la inicua perversidad de los cananeos y de evitar que contaminaran moralmente al pueblo de Dios. La Biblia no dice en absoluto que los cananeos fueran los mas culpables de todos los hombres. Sus costumbres no eran peores que las descritas de los paganos en Ro. 1. Pero los cananeos idolatras se habian entregado a vicios infames, a cultos abominables, y sobrepasaban a otras naciones en la practica de los sacrificios humanos. Todos los hombres deben morir. Dios tiene en cuenta la responsabilidad de los individuos, asi como la de las naciones, y trata a todos en consecuencia. Asi, condeno a las naciones cananeas al exterminio, como castigo a su perversidad y para impedir que sedujeran a Su pueblo. En la epoca de Noe, Dios aniquilo, mediante el Diluvio, a una raza humana totalmente corrompida. Un cataclismo destruyo las ciudades de Sodoma y Gomorra, las inicuas ciudades de la llanura. Faraon y su ejercito fueron arrojados al mar Rojo. Una convulsion de la tierra y un fuego hicieron desaparecer a Core y a su grupo de rebeldes. En el caso de Canaan, Dios, en lugar de emplear las fuerzas de la naturaleza, se sirvio de los israelitas como ejecutores. Es de esta forma que Dios hacia comprender de una manera solemne a los israelitas que ellos, como ejecutores de la justicia de Dios por los hechos abominables de los cananeos, no debian ser sus imitadores; en tal caso, la tierra los vomitaria a ellos, como vomitaba a los cananeos, bajo los juicios de Dios (cp. Lv. 18:24-30). Es asi como se justifica la destruccion de los cananeos por parte de los

israelitas bajo las ordenes de Dios. Segun los designios de Dios, este juicio justo tuvo que ejecutarse en interes de Su justicia, del pueblo, y de la humanidad. Al no llevar a cabo las instrucciones de Dios de una manera puntual para eliminar esta infeccion que la amenazaba, Israel se dejo finalmente contaminar, atrayendo sobre si los juicios de Dios.

(G) DIVISIoN DEL TERRITORIO.
La division del territorio conquistado al oeste del Jordan se hizo en parte en Gilgal y en parte en Silo, adonde habia sido llevado el tabernaculo (Jos. 14-21). El sacerdote Eleazar, Josue y los diez jefes de las casas patriarcales (Jos. 17:4; cp. Nm. 34:17, 18) dirigieron las operaciones: se procedio a echar suertes (Jos. 18:6).
Ya se habia precisado la ley de particion; las tribus mas numerosas recibirian el mayor territorio, y cada uno deberia dirigirse a donde le hubiera tocado en suerte (Nm. 26:52-56; 33:54). Los rabinos afirman que se emplearon dos urnas, conteniendo una de ellas los nombres de las tribus, y la otra los nombres de los distritos. Se extraia el nombre de la tribu y el del territorio que iba a ser su posesion. El numero de miembros de la tribu decidia a continuacion la extension real del distrito que habia caido en suerte. Es posible que la comision de particion eligiera un distrito sin delimitarlo estrictamente, determinando solamente a que tribu iba a corresponder.
Tambien, en el reparto, se tuvo que proceder a resolver problemas particulares; Caleb, p. ej., tenia que poseer Hebron, y ello independientemente de la heredad dada a Juda; tambien se debian respetar las palabras postreras de Jacob (Gn. 49). Asi, Zabulon recibio una parte del territorio que no incluia la costa maritima; indudablemente, se le dio tambien una franja costera para ajustarse a lo que habia indicado el patriarca. La zona asignada a Juda era considerable (Jos. 15:1-63); despues que tuvo lugar el reparto efectivo, el territorio dado a Simeon se incluyo dentro del de Juda (Jos. 19:9). Efrain y Manases tenian que morar como vecinos, segun el deseo de Jacob; por ello no se echaron sus suertes por separado, sino conjuntamente como hijos de Jose. (Vease PALESTINA).