LAQUIS

Posted on

LAQUIS

Ciudad fortificada de la llanura de Juda (Jos. 15:33, 39), identificada actualmente con Tell ed- Duweir, a 48 Km. al suroeste de Jerusalen y a 24 Km. al oeste de Hebron. Fue ocupada por trogloditas en epoca muy antigua, y despues los hicsos elevaron una cerca de tierra que servia de baluarte y de encierro para caballos y carros (vease HICSOS). Se han encontrado restos con inscripciones antiguas.
Josue dio muerte al rey de Laquis (Jos. 10:3-35; 12:11).
Roboam fortifico la ciudad (2 Cr. 11:9);
Amasias, rey de Juda, se refugio en ella, pero fue capturado y muerto (2 R. 14:19; 2 Cr. 25:27).
Senaquerib, rey de Asiria, habiendo asediado Laquis en el año 701 o 700 a.C., envio al Rabsaces a Jerusalen para demandar la rendicion de la capital (2 R. 18:14, 17; cfr. 2 R. 19:8 y 2 Cr. 32:9;
Is. 36:2; 37:8).
Laquis, que habia enseñado a pecar a Juda (Mi. 1:13), fue asediada por Nabucodonosor al igual que otras ciudades fortificadas de Juda (Jer. 34:7). Las excavaciones arqueologicas indican que al principio del siglo VI a.C. Nabucodonosor ataco Laquis en dos ocasiones (en el año 598 y el 587 a.C.), destruyendola e incendiandola.
La ciudad no fue nunca reedificada de nuevo de una manera total, si bien volvio a ser habitada despues del retorno del cautiverio en Babilonia. Las dos destrucciones de Laquis se relacionan probablemente con los asedios de Jerusalen (2 R. 24:10; 25:1 ss.; Neh. 11:30).
Laquis tenia una gran importancia estrategica; es mencionada en las cartas de Tell el-Amarna (vease AMARNA). A partir de 1933 se han llevado a cabo activas excavaciones, que han dado resultados notables. El descubrimiento de mayor importancia es el de las «cartas de Laquis», que se situan entre los dos asedios de Nabucodonosor. Se trata de documentos epigraficos sobre ceramica: 18 de ellos se hallaron en 1935, y otros tres en 1938 (cfr. W. F. Albright, Bull. Am. Schs. 70, 1938, PP. 11-17; 80, 1940, PP. 11-13; 82, p. 24;
vease tambien el articulo «Lachish and Azekah…» en Biblical Archaeology Review, nov.-dic. 1982, vol. 8, nº 6).