LAZARO

Posted on

LAZARO

(del heb. «’El’azar»: «Dios ha socorrido»). Habitante de Betania, hermano de Marta y de Maria. Muy amado por sus hermanas y por Jesus, Lazaro tuvo el gran honor de ser resucitado. Sus hermanas habian pasado aviso a Jesus, que estaba a la sazon allende del Jordan, que el hermano de ellas estaba gravemente enfermo; el Maestro no actuo de manera inmediata. Dos dias mas tarde, Lazaro moria, y Jesus se ponia en camino hacia Betania, donde Marta fue a su encuentro. Declarandose a si mismo la resurreccion y la vida, el Señor apelo a la fe de Marta. Acompañado de las dos hermanas y de sus amigos, se dirigio a la gruta que servia de sepulcro, segun la costumbre de los judios. Jesus ordeno que quitaran la piedra que cerraba la entrada y dirigio una accion de gracias a Dios, para mostrar a los asistentes que su Padre lo habia enviado a llevar a cabo aquel milagro. Despues clamo en alta voz: «¡Lazaro, ven fuera!» Y el que habia estado muerto salio (Jn.

14:1-44). La grandeza de este milagro fue aun mayor para los judios, pues segun su concepcion el alma de los difuntos quedaba cerca del cuerpo hasta el tercer dia. Lazaro fue resucitado en el cuarto dia de su muerte, lo que haria que incluso los mas cerriles de entre los espectadores quedaran conscientes de la realidad y del origen del poder de Jesucristo. Este milagro desencadeno el entusiasmo hasta la misma Jerusalen, pero sirvio tambien para que los miembros del sanedrin se decidieran de una manera irrevocable por Su muerte, a quien el pueblo queria proclamar rey. El sanedrin no deseaba este reino espiritual, y ademas temia una sublevacion contra los romanos, a quienes debian las principales autoridades judias los puestos que ostentaban. Los jefes de la nacion estimaron preferible suprimir a Jesus, culpable o no, para salvar la nacion (Jn. 11:45-53; 12:9-19). Lazaro asistio en Betania a la cena que Simon el leproso dio en honor de Jesus, seis dias antes de la Pascua (Jn. 12:1, 2). Los judios, fuera de si al ver que aquel hecho habia servido para aumentar la popularidad de Jesus, urdieron asimismo la muerte de Lazaro; indudablemente escapo al atentado, y murio de muerte natural. Sin embargo, se ignora su vida posterior.

LAZARO (HISTORIA DEL RICO Y)

Generalmente mencionada como parabola, es una narracion de Jesus registrada en el evangelio de Lucas (Lc. 16), y es en realidad una historia seguramente acontecida en el mundo real. No queda en un marco inconcreto, sino que se da el nombre propio de uno de los personajes. El perdido queda en el anonimato, quizas indicando el absoluto olvido, la ausencia de posteridad para los que sufren la terrible suerte de la condenacion eterna.
Lazaro estaba a la puerta del rico, esperando poder alimentarse de sus sobras; los perros lamian las ulceras del mendigo. Jesus no hace comentario alguno sobre su caracter ni sobre el del rico. Los dos murieron: los angeles llevaron a Lazaro al seno de Abraham, en tanto que el rico se encontro en un lugar de tormento. El hecho de haber sido rico no es en absoluto lo que determino la suerte final de estos dos hombres. El rico parece haber vivido en la mas total imprevision espiritual, en el materialismo y en un total egoismo. Sus hermanos, como indudablemente sucedio con el mismo, no se tomaban en serio ni a Moises ni a los profetas, y no se iban a arrepentir (Lc. 16:27- 31). En todo caso, es evidente que tanto el destino

ultimo del rico como del pobre fue consecuencia de sus actitudes morales y espirituales. Jesus enseña tambien de una manera solemne que la suerte del hombre queda fijada definitivamente en el instante de su muerte. (Vease SEOL, RICO Y LaZARO).