Saltar al contenido
L

LOMOS

LOMOS

Se usa esta parte del hombre para prefigurar el asiento de la fortaleza. Tambien se habla de los lomos como la procedencia de los descendientes (Gn. 35:11; He. 7:10). Para emprender acciones o actividades, se ceñian los lomos. Dios le dice a Job: «Ahora ciñe, como varon, tus lomos» (Jb. 38:3). En su conflicto contra los espiritus malvados en las regiones celestes, el cristiano es exhortado a ceñirse los lomos con la verdad (Ef. 6:14).