Escribe lo que andas buscando

 

MONOTEISMO

Posted on

MONOTEISMO

Confesion y adoracion de un solo y verdadero Dios, con exclusion de cualquier otro. La Biblia, de principio a fin, enfatiza el monoteismo y muestra su exclusividad frente a cualquier otra pretension. La confesion por excelencia de Israel es: «Oye, Israel: Jehova nuestro Dios, Jehova uno es» (Dt. 6:4).
En el Decalogo se prohibe explicitamente la adoracion de ningun otro Dios que el eterno Dios con existencia esencial y absoluta: «No tendras dioses ajenos delante de mi… porque yo soy Jehova tu Dios, fuerte, celoso» (ex. 20:3, 5). En el

libro de Isaias, Dios proclama: «Asi dice Jehova Rey de Israel, y su Redentor, Jehova de los ejercitos: Yo soy el primero, y yo soy el postrero, y fuera de mi no hay Dios» (Is. 44:6).
La concepcion evolucionista de la historia situa al monoteismo como una conquista relativamente tardia del espiritu humano en su emergencia del politeismo a su vez procedente de un animismo magico. En cambio, la primera mencion de idolatria en la Biblia se halla despues del diluvio. En realidad, la concepcion de que el monoteismo sea una conquista tardia del genio religioso humano es una mera especulacion carente de fundamento. Por una parte, es un resultado de la aplicacion artificial del proceso dialectico a la historia de la religion, y que captura la imaginacion por su aparente sencillez y plausibilidad. Pero por otra se enfrenta con los siguientes datos:
(a) la Revelacion;
(b) un gran numero de indicios historicos, antropologicos y etnologicos.
Por parte de la Revelacion, esta claro que toda divergencia del conocimiento de Dios es resultado de la rebelion contra el. Adan conocio a Dios; Noe conocia al Dios unico y verdadero. Evidentemente, Sem, Cam y Jafet tambien. Estos hombres, debido a la longevidad de que disfrutaron, pudieron llevar el conocimiento del Dios unico y verdadero hasta varias generaciones, aun a pesar de la generalizacion de la apostasia por Nimrod en la epoca de la humanidad. Pero a pesar de la general apostasia reinante quedaban nucleos de conocimiento del unico Dios. Como ilustracion se puede citar a Melquisedec rey- sacerdote de Salem (Gn. 14:18). El hecho de una apostasia desde el monoteismo hacia un cumulo de formas degeneradas de religion es expresado lapidariamente por el apostol Pablo en Ro. 1:21 ss. Las evidencias historicas, antropologicas y etnologicas son expuestas por Custance en
«Primitive Monotheism» y por varios otros autores. Asi, se puede documentar de una manera rigurosa que el marco Revelacion-Apostasia es el correcto. Dice A. C. Custance: «Entre los años 1900 y 1935 se trato todo este tema de una manera erudita por parte de personas sosteniendo la idea de que las reconstrucciones evolucionistas de las creencias religiosas del hombre eran fundamentalmente erroneas y produjeron tal impacto que los filosofos evolucionistas practicamente abandonaron esta linea de argumentacion. Desde mediados de los años 30 en adelante, este tema ha sido casi inexistente, aunque muchos seminarios de ideologia liberal

llevan a cabo sus cursos de historia de religion como si no se hubiera escrito nada acerca de ello» (op. cit., p. 2). Se ha documentado, por ejemplo, que los mas antiguos registros religiosos de China evidencian monoteismo con ausencia de cualquier tipo de idolatria. Asimismo, las inscripciones y restos mas antiguos de los pueblos semiticos mas antiguos, como Sumer, revelan un monoteismo primitivo; lo mismo se puede decir de los antiguos egipcios, de la India antigua, y de muchas tribus alrededor del mundo, desde los fueguinos hasta los pigmeos, desde los indios de America del Norte hasta los bosquimanos, de los zulus a las tribus de Australia central. Adicional confirmacion de lo mencionado se halla en las tabletas de Ebla (vease MARDIKH [TELL]), que dan tambien evidencias de un monoteismo antiguo en la zona del Oriente Medio en epoca anterior a Abraham.
En palabras de Custance: «Parece ahora claro que el hombre tiene que haber comenzado con un concepto puro de un Ser Supremo, un gran Dios, Señor de todo, Creador del mundo, misericordioso, justo, omnisciente y omnipresente. esta era la fe de las personas primitivas que los evolucionistas consideran nuestros “antepasados contemporaneos”» («Primitive Monotheism», Doorway Papers, a. 34, Ottawa, 1968). (Veanse MELQUISEDEC, MOISeS, CREACIoN, etc.).