Saltar al contenido
T

TESORO

TESORO

Son varios los términos usados que se traducen
«tesoro»:
«Genaz» (aram.) significa «las cosas guardadas» (Esd. 6:1).
«Matmõn» significa, lit., «un almacén secreto», y por ende un bien, p. ej., dinero, grano, etc., escondido en lugar seguro (cfr. Gn. 43:23:
«Tesoro en vuestros costales»; Pr. 2:4: «si… escudriñares como tesoros»; Jer. 41:8: «tenemos en el campo tesoros», etc.).
«Mikhman» (Dn. 11:43).
«Sãphan» (Dt. 33:19).
«Hosên (Pr. 15:6).
«’Aãthûdh» (Is. 10:13).
En el NT se hallan varios términos.
Uno, de origen persa, «Gaza», se usa sólo de los tesoros de la reina Candace (Hch. 8:27; cfr. el término compuesto «gazophulakion», «guarda del tesoro» o «tesorería», Mr. 12:41, 43; Lc. 21:1,
«aren de las ofrendas»).
«Korbanas» se traduce «tesoro de las ofrendas»; más lit. sería «tesorería», lo consagrado.
«Thêsauros» significa, lit., «un depósito», y se usa de una manera general en el NT de tesoros, tanto en sentido literal (Mt. 2:11; He. 11:26) como en sentido figurado (Mt. 6:19, 20, 21; 12:35; 13:44, 52; 19:21). Pasajes notables usando este término en sentido figurado son además 2 Co. 4:7, donde la vida de Dios, el mismo Dios morando en el creyente, es designado como «tesoro en vaso de barro», contrastando la riqueza que Dios da al creyente con la debilidad inherente del portador,
«para que la excelencia del poder sea de Dios, y no de uno de nosotros»; Col. 2:3, donde se afirma que en Cristo «están escondidos todos los tesoros de la sabiduría y del conocimiento».