Saltar al contenido

Versículos Bíblicos de Dificultad

Romanos 8:18

Porque estoy seguro de que los sufrimientos de hoy no son comparables a la gloria que se manifestará en nosotros.

Filipenses 4: 6-7

No se preocupen por nada, pero den a conocer sus peticiones a Dios en toda oración y súplica, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús.

Juan 14:27

La paz os dejo, mi paz os doy; No te la doy como la da el mundo. No te preocupes por el corazón y no dejes que tenga miedo.

Apocalipsis 2:10

No tengas miedo de lo que sufrirás. He aquí, el diablo pondrá a algunos de ustedes en la cárcel, para que sean probados y pasen por tribulaciones durante diez días. Sé fiel hasta la muerte y les otorgare la corona de la vida.

Sofonías 3:17

Jehová está en medio de ti, poderoso, él salvará; Él se regocijará por ti con complacencia, callará con amor, se regocijará por ti con cantos.

1 Pedro 5:10

Pero todo el Dios de gracia, que nos llamó a su gloria eterna en Jesucristo, después de que hayas sufrido un poco, él te perfecciona, confirma, fortalece y afirma.

1 Pedro 4: 12-13

Amado, no te asombre la prueba de fuego que te ha sobrepasado, como si algo extraño te hubiera sucedido; antes bien, regocíjate de que eres participante de los sufrimientos de Cristo, para que tú también seas revelado con gran gozo en la revelación de su gloria.

Salmo 55:22

Pon tu carga sobre el Señor, y él te apoyará; No defraudará a los justos para siempre.

Apocalipsis 21: 4

El Señor enjugará toda lágrima de tus ojos; y no habrá más muerte, no más sollozo, no más sollozo, no más resentimiento; porque sucedieron ahora las primeras cosas.

1 Pedro 5: 7

Echa toda tu agitación y ansiedad sobre él, porque él se preocupa por ti.

Romanos 8:28

Y sabemos que a los que aman al Señor, todas las cosas les ayudan aceptablemente, esto es, a los que según a su voluntad son llamados.

San Mateo 11:28

Venid a mí todos los que estáis hastiados y abrumados, y yo os haré descansar.

Isaías 41:10

No tengas temores, porque yo estoy contigo; no te desanimes, porque yo soy tu Dios Altísimo que lucha por ti; Siempre te ayudaré, siempre te apoyaré con la diestra de mi rectitud.

Salmo 34: 4

Busqué a Dios, y él me escuchó y me libró de todos mis miedos.

1 Pedro 3:17
Porque mejor es sufrir para hacer el bien, si así lo desea la voluntad de Dios, que hacer el mal.