Saltar al contenido

La parábola de la gran cena

LUCAS 14: 15-24

14:15 Al oír esto, uno de los que estaban con él a la mesa le dijo: Bienaventurado el que come pan en el reino de Dios. 14:16 Entonces Jesús le dijo: Un hombre preparó una gran cena e invitó a muchos. 14:17 Y a la hora de la cena envió a su criado a decir a los convidados: Venid, todo está preparado. 14:18 Y todos juntos empezaron a disculparse. El primero dijo: compré una finca y necesito verla; Te ruego que me disculpes. 14:19 Otro dijo: He comprado cinco yuntas de bueyes y los probaré; Te ruego que me disculpes. 14:20 Y otro dijo: Me acabo de casar, así que no puedo ir. 14:21 Cuando el criado volvió, dijo estas cosas a su señor. El dueño de la casa se enojó y dijo a su sirviente: Pasa rápido por las plazas y calles de la ciudad, y trae aquí al pobre, al lisiado, al cojo y al ciego. 14:22 Y el criado dijo: Señor, haz como mandaste, y aún queda lugar. 14:23 Y el señor dijo al criado: Ve por los caminos y las avenidas, y échalos dentro, para que se llene mi casa. 14:24 Porque os digo que ninguno de los hombres invitados probará mi cena.

REFLEXIÓN:

Esta parábola nos ayuda a ver la tremenda gracia de Dios para todos los que reciben su llamado a ser parte de los invitados a la gran cena de las bodas del Cordero, como se expresa en Apocalipsis 19: 9 ”. Y el ángel me dijo, al Cena de bodas de cordero. Y él me dijo: «Estas son las verdaderas palabras de Dios», con estas hermosas palabras de Dios en nuestras vidas, debemos mirar más profundamente en la verdad revelada en Su Hijo Jesús. Muchos son los llamados, pero pocos los escogidos (Mateo 22:14) para esta gran cena en el cielo. En el versículo 15 del texto, uno de los que se sentaron con Jesús y cenaron le dijo: «Bienaventurado el que come pan en el reino de Dios». En la fiesta de bodas y envió a su criado con las invitaciones a los invitados, pero ellos Todos empezaron a disculparse, como «Acabo de comprar un terreno y tengo que verlo», «He comprado cinco bueyes ok y los voy a probar», «Me acabo de casar conmigo y no puedo ir», así que Hasta aquí vemos la siguiente ilustración, el siervo del versículo 17 son los que predican el evangelio de Cristo, es decir, son embajadores de la palabra de Dios y siguen las instrucciones exactas del maestro (Dios) para que los invitados vengan a la gran boda que se llevará a cabo para disfrutar del gran banquete, pero para venir a la boda era necesario ir por el único camino que es a través de Cristo, estos invitados prefieren continuar en sus actividades y desprecian la gran invitación. Depende de Dios dejar todo lo que consideran más importante en sus vidas, y algunos pueden enumerar muchas excusas para no seguir a Cristo, porque se sienten cómodos y autosuficientes con la vida que viven, y no pueden ver la gran necesidad de dejarle todo a él, «dejar lo que haces para venir a la boda» significa arrepentimiento de los pecados ante Dios, y si sigues pidiendo perdón a Dios, tu tiempo se acabará. Cuando el siervo del Señor le contó todo lo que estaba sucediendo, le dio una nueva instrucción en el versículo 21, que buscara en las calles y callejones paralíticos, ciegos y cojos, después de que el siervo tomó todo lo que encontró y le contó la historia a su Maestro, el Señor le dijo: «Ve por los arbustos y el que ves, insiste en que venga y la casa se llena». En estos versículos Dios nos llama a seguir buscando a los que el Señor quiere para llenar su casa, para que disfruten del gran banquete que nos ha preparado en el cielo, pero reflexionemos, no nos comportaremos como los primeros invitados que despreció las palabras de Jesús con excusas por estar tan ocupados en sus vidas. Es cierto que la parábola ilustra la palabra de Dios al pueblo judío y no judío, que Jesús predicó a los judíos primero, pero note cuán serio es al concluir esta parábola en el versículo 24, en la versión NTV *, «Bueno , ninguno de mis primeros invitados probará un poco de mi banquete «, pensemos en este llamado para que vivamos una vida para Dios, porque vivimos tiempos donde se predica la palabra, porque cada día que promueve el mal en la tierra aumenta . Vivamos una vida santa y piadosa ante Dios, para multiplicar el evangelio de Cristo.

DESCARGA TUS APLICACIONES CRISTIANAS PARA TU CELULAR
DICCIONARIO BIBLICO A - Z
DESCARGA PDF BIBLIA REINA VALERA 1960
AQUI!
BIBLIA DE ESTUDIO DEL EXPOSITOR
BIBLIA EN INGLES
KING JAMES VERSION
BIBLIA EN PORTUGUES
JOAO FERREIRA DE ALMEIDA