Nuevo Testamento

Posted on

Nuevo Testamento

Libros del Nuevo Testamento con sus capitulos y versiculos

   
MateoEfesiosHebreos
MarcosFilipensesSantiago
LucasColosenses1 Pedro
Juan1 Tesalonicenses2 Pedro
Hechos2 Tesalonicenses1 Juan
Romanos1 Timoteo2 Juan
1 Corintios2 Timoteo3 Juan
2 CorintiosTitoJudas
GalatasFilemonApocalipsis

Nuevo Testamento
Cuatrocientos años después que Dios le habló al profeta Malaquías, Dios nuevamente habló. El mensaje era que la profecía de Malaquías 3:1 pronto se iba a cumplir, que un profeta iba a preparar el camino del Señor. El Mesías estaba en camino.

El nombre de ese profeta era Juan. El nombre del Mesías era Jesús, nacido de una virgen llamada María. Jesús creció como un observador judío. Cuando tenía alrededor de 30 años, comenzó Su ministerio público para Israel. Juan había estado predicando acerca del reino mesiánico venidero y bautizando a aquellos que creyeron su mensaje y se arrepintieron de sus pecados. Cuando Jesús vino a ser bautizado, Dios habló en forma audible y el Espíritu Santo descendió visiblemente sobre Jesús, identificándolo como el Mesías prometido. A partir de ese momento, el ministerio de Juan menguó, habiendo cumplido su propósito de presentar a Cristo al mundo (Mateo 3).

El nuevo Testamento nos habla tambien de:

Jesús llamó a los doce discípulos, quienes venían de diferentes clases sociales, los empoderó para el servicio y comenzó a entrenarlos. Mientras Jesús viajó y predicó, sanó a los enfermos y realizó muchos otros milagros que autenticaron Su mensaje. En los primeros años del ministerio de Jesús, se vio un enorme crecimiento. Grandes multitudes se admiraban por los milagros y se asombraban de la doctrina de Jesús, siguiéndolo dondequiera que iba (Lucas 9:1; Mateo 19:2).

Sin embargo, no todo el mundo estaba fascinado con Jesús. Los líderes políticos y religiosos de la comunidad judía se ofendieron cuando Jesús enseñaba que las reglas y las tradiciones judías no eran el camino a la salvación. Muchas veces confrontaron a Jesús, y Jesús abiertamente los trató como hipócritas. Los fariseos observaban los milagros de Jesús, pero los atribuían a la obra del diablo, en lugar de dar gloria a Dios (Mateo 12:24; 15:3; Mateo 23).

Las multitudes que seguían a Jesús se esparcieron, pues era evidente que Jesús no tenía intención de proclamarse rey o de derrocar a los opresores romanos. Juan fue arrestado y finalmente ejecutado en la cárcel. Jesús comenzó a centrarse más en Sus doce discípulos y la mayoría de ellos reconoció que Él era el Hijo de Dios. Sólo uno no creyó; su nombre era Judas, y decididamente comenzó a buscar una manera de entregar a Jesús a las autoridades (Juan 6:66; Mateo 16:16; 26:16).

Tambien en el nuevo Testamento nos dice:

Jesús celebró la pascua con Sus discípulos en Su último viaje a Jerusalén. Esa noche, durante un tiempo de oración, Judas lideró una turba armada hasta Jesús. Jesús fue arrestado y fue llevado por las acusaciones en Su contra. Su condena fue morir siendo crucificado por el gobernador romano, quien a pesar de eso, admitió que Jesús era un hombre inocente. Jesús fue crucificado. En el momento de Su muerte, hubo un gran terremoto. El cuerpo de Jesús fue bajado de la cruz y apresuradamente fue puesto en una tumba cercana (Lucas 22:14-23, 39-53; Marcos 15:15, 25; Mateo 27:51; Juan 19:42).

En el tercer día después de la muerte de Jesús, se descubrió que Su tumba estaba vacía y los ángeles anunciaron que había resucitado. Luego, Jesús apareció a Sus discípulos en forma corporal y pasó tiempo con ellos durante los próximos 40 días. Al final de ese tiempo, Jesús comisionó a los apóstoles y ascendió al cielo mientras ellos observaban (Lucas 24:6, 24; Juan 21:1, 14; Hechos 1, 3-9).

Diez días después de que Jesús ascendiera al cielo, unos 120 discípulos estaban reunidos en Jerusalén, orando y esperando la venida del Espíritu Santo, así como Jesús lo había prometido. En el Día de Pentecostés, el Espíritu Santo llenó a los discípulos, dándoles la facultad de hablar en lenguas que nunca habían aprendido. Pedro y los otros predicaron en las calles de Jerusalén, y 3.000 personas creyeron el mensaje acerca del Señor Jesús que había muerto y resucitado. Aquellos que creyeron, fueron bautizados en el nombre de Jesús. La iglesia había iniciado (Hechos 2).

Nuevo Testamento

nuevo testamento nuevo testamento Nuevo Testamento Papiro Bodmer VIII

 

nuevo testamento Nuevo Testamento Captura 2

NOTA: El Nuevo Testamento tiene 260 capitulos y 27 Libros desde Mateo hasta apocalipsis.