Escribe lo que andas buscando

 

Los Milagros de Jesús

Posted on

En este articulo encontrará una lista completa mediante el cual se registran todos los milagros de Jesús en los cuatro evangelios.

Un milagro de Dios es un evento extraordinario o atípico que revela o confirma un mensaje específico a través de una obra poderosa.. Jesús realizó muchos milagros. Todos los milagros que realizó fueron para honrar a Dios, ayudar a otros y demostrar que él realmente era quien decía ser, el Hijo de Dios. Por ejemplo, cuando la tormenta se calmó en Mateo 8, los discípulos se asombraron y preguntaron: «¿Qué clase de hombre es este que hasta el viento y el mar le obedecen?» (versículo 27).

Los evangelios cuentan muchos de los milagros que realizó Jesús. Por supuesto, muchas de las cosas que hizo Jesús no fueron completamente escritas todas en la Biblia.. Juan reconoce abiertamente: «Jesús realizó muchas otras señales en presencia de sus discípulos, que no están escritas en este libro … Y también hay muchas otras cosas que hizo Jesús, como si estuvieran escritas una por una, yo hago no creo que ni siquiera el mundo se ajuste a los libros que se van a escribir ”(Juan 20:30 y 21:25).

Los diferentes evangelios a menudo registran los mismos milagros, cada uno brinda detalles y mensajes ligeramente distintos. A veces es imposible saber si un milagro en particular registrado en los Evangelios es simplemente un milagro registrado desde diferentes ángulos o si se registran dos milagros separados. Ninguno de los escritores de los evangelios está particularmente preocupado por la cronología estricta y, a veces, no nos dan todos los detalles que nos interesan.

Los milagros que Jesús realizó y que se enumeran a continuación se han clasificado en categorías amplias con referencias similares sin intentar determinar qué milagros se han registrado varias veces y cuáles pueden ser exclusivos de cada uno de los evangelios:

No. Milagro Mateo Marcos Lucas Juan
1 Jesús sana a un leproso 8:1-4 1:40-45 5:12-16
2 Jesús sana al siervo de un centurión 8:5-13 7:1-10
3 Jesús sana a la suegra de Pedro 8:14-15 1:29-34 4:38-41
4 Jesús calma la tempestad 8:23-27 4:35-41 8:22-25
5 Los endemoniados gadarenos 8:28-34 5:1-20 8:26-39
6 Jesús sana a un paralitico 9:1-8 2:1-12 5:17-26
7 La mujer del flujo de sangre 9:20-22 5:25-34 8:43-48
8 La hija de Jairo 9:23-26 5:35-43 8:49-56
9 Dos ciegos reciben la vista 9:27-31
10 Un mudo habla 9:32-34
11 El hombre de la mano seca 12:9:14 3:1-6 6:6-11
12 El endemoniado, ciego y mudo 12:22-23 11:14
13 Alimentación de los cinco mil 14:13-21 6:35-44 9:12-17 6:5-14
14 Jesús camina sobre las aguas 14:28-32 6:47-52 6:16-21
15 Jesús sana a los enfermos en Genesaret 14:35-36 6:53-56
16 La fe de la mujer cananea 15:21-28 7:24-30
17 Jesús sana a muchos 15:30-31
18 Alimentación de los cuatro mil 15:32-39 8:1-9
19 Jesús sana a un muchacho lunático 17:14-20 9:14-29 9:37-43
20 Pago del impuesto para el Templo 17:24-27
21 Jesús sana a dos ciegos 20:29-34 10:46-52 18:35-43
22 Jesús maldice la higuera estéril 21:18-22 11:12-14, 20-24
23 Un hombre que tenía un espíritu impuro 1:23-28 4:33-35
24 Jesús sana a un sordomudo 7:31-37
25 Un ciego sanado en Betsaida 8:22-26
26 La pesca milagrosa 5:1-11
27 Jesús resucita al hijo de la viuda de Naín 7:11-17
28 Un demonio mudo 11:14-26
29 Jesús sana a una mujer en sábado 13:10-13
30 Jesús sana a un hidrópico 14:1-6
31 Diez leprosos son limpiados 17:11-19
32 Jesús sana al siervo del Sumo Sacerdote 22:50-51
33 Jesús convierte el agua en vino 2:1-11
34 Jesús sana al hijo de un noble 4:46-54
35 El paralítico de Betsaida 5:1-9
36 Jesús sana a un ciego de nacimiento 9:1-12
37 La resurrección de Lázaro 11:1-44
38 Jesús y la pesca después de su resurrección 21:1-6

 

De la lista anterior, vemos que la gran totalidad de los prodigios oficiales en los evangelios fueron milagros de sanación. Aunque aquellos que han recibido sanidad han sido aliviados de sus dolencias físicas, el propósito declarado de los milagros rara vez es el mero alivio del sufrimiento físico. El milagro de la curación siempre apunta a una verdad mayor, que es que Jesús es el Hijo de Dios en toda autoridad. Cuando echa fuera demonios, aumenta su autoridad sobre ellos. Cuando sana el día de reposo, demuestra su autoridad como Señor del día de reposo. Asimismo, muchos milagros enfatizan la autoridad de Jesucristo sobre la naturaleza.

No hay mejor forma de analizar los milagros de Cristo que leyendo los Evangelios, enumerando cada milagro y la interpretación transmitida. (Por ejemplo, en Juan 2 leemos que Jesucristo convirtió el agua en vino. Este prodigio alivió la vergüenza potencial del anfitrión y tranquilizó a su madre, quien le pidió que se involucrara, pero el logro principal se registra en el versículo 11: “este Mesías hizo el principio de las señales en Caná de Galilea y reveló su gloria; y sus apóstoles creyeron con mucha fe en él «). A ocasiones, el objetivo de un milagro se declara sin rodeos y, a ocasiones, se registra en la respuesta de quienes lo vieron. Nazareno en absoluto hizo milagros Cada milagro apuntaba a una veracidad mayor. Juan enfatizó este punto refiriéndose a los prodigios de Redentor como «señales».

Alimentar a los 5.000 es solo un ejemplo. Juan 6 comienza diciendo que la gente siguió a Jesús porque vieron las señales. Pensarías que esto es algo bueno. Jesús comienza a alimentar a la multitud, más de 5,000 hombres, mujeres y niños, con solo cinco panes y dos pescados. Luego desapareció en la noche.

A la mañana siguiente, la gente fue a buscarlo. Jesucristo, pero, no se impresiona y rebate a sus motivos egoístas para buscarlo: “de cierto, de cierto te digo que me buscas, no porque hayas visto las señales, sino porque has comido el pan y estás gozoso. . «(juan 6:26). Hay reticencia acá. Estaban buscando a Jesucristo porque se les dio una provisión gratis como terminado de un milagro. Probablemente pensaron que era una buena elaboración. Si Señor continuaba alimentándolos, todos Jesucristo, empero, dijo que efectivamente no vieron la «señal». Vieron el asombro, no obstante no pudieron presentarse más allá de los sustentos y los peces. La señales «que Jesucristo realizó significan una grandeza magnifica. Aunque las concurrencias vieron y participaron en el prodigio, no vieron la señal que señalaba a Señor, el pan de vida A lo largo del ministerio de Jesucristo, muchas personas han percibido sus milagros como un fin en sí mismos en sitio de sugerir algo más grande.