Escribe lo que andas buscando

 

ISAAC

Posted on

ISAAC
= «risa».
El hijo de Abraham y Sara nacido probablemente en Beerseba (Gn. 21:14, 31) cuando su padre tenia 100 años y su madre algo mas de 90 (Gn. 17:17; 21:5).
Cuando Dios dio la promesa de que Sara tendria un hijo, Abraham, incapaz de creerlo, se puso a reir (Gn. 17:17-19). Mas tarde, al oir la misma promesa dada por un extraño que se habia detenido en sus reales, Sara se rio tambien de incredulidad (Gn. 18:9-15). Despues del nacimiento del niño, reconocio gozosa que Dios le habia dado motivos para reir, tanto a ella como a sus amigas, pero con risa de alegria (Gn. 21:6). Como recuerdo de estos acontecimientos, Abraham lo llamo Isaac, «el rie» (Gn. 21:3).
Fue circuncidado al octavo dia (Gn. 21:4).
Isaac, el hijo de la promesa y heredero legitimo, gozaba de mayores privilegios que Ismael, hijo de Abraham y de la esclava (Gn. 17:19-21; 21:12; 25:5, 6).
Dios sometio a Abraham a prueba respecto a Isaac, ordenandole que lo ofreciera en holocausto (Gn. 22:6). Segun Josefo, Isaac tenia entonces 25

años. Isaac no se resistio, por respeto a su padre y a Dios. El angel del Señor intervino, impidiendo el sacrificio en el momento en que iba a ser llevado a cabo, y Abraham hallo alli un carnero, que ofrecio en lugar del joven. Son varias las lecciones que se desprenden de este hecho. En primer lugar, Dios no consintio la consumacion de un sacrificio humano. Los cananeos y otras naciones idolatricas los llevaban a cabo, pero Dios manifiesta su horror ante tales practicas, y las condena severamente (cfr. Lv. 18:21; 20:2; Dt. 12:31). Pero hay tambien otras dos lecciones que se pueden ver en este pasaje. En primer lugar, la prueba de la fe de Abraham. Dios habia prometido a Abraham una numerosa posteridad que le vendria por Isaac; por otra parte, su hijo debia ser ofrecido en holocausto. La sencilla conclusion de Abraham fue que su hijo resucitaria (cfr. He. 11:17-19). Pero, lo mas importante, es que Isaac es un tipo de la Cruz. El hijo unico, amado, tanto tiempo prometido y esperado, es ofrecido en Moria (cerca del Calvario, Gn. 22:2; 2 Cr. 3:1). el, consciente libremente de su muerte, lleva la madera del suplicio, se dirige hacia el suplicio con su padre, que extiende la mano el mismo para darle muerte (Is. 53:4, 6, 10). Isaac, salvado por la ofrenda cruenta de un sustituto (el carnero), es devuelto a Abraham por una resurreccion «en sentido figurado» (He. 11:19). Jesucristo cumplio totalmente este tipo, muriendo verdaderamente como nuestro sustituto, sufriendo el castigo de Dios, siendo restituido al Padre mediante una verdadera resurreccion.
Isaac habitaba en el Neguev (Gn. 24:62), y era amante de la soledad. Sufrio hondamente la muerte de su madre (Gn. 24:63, 67). Se caso a los 40 años, pero no fue hasta los 60 que tuvo hijos de su mujer Rebeca (Gn. 25:20, 26). El relato de la expedicion del mayordomo de Abraham, comisionado por este para que consiguiera una esposa para Isaac (Gn. 24), es una de las mas bellas paginas de las Escrituras. Constituye un tipo del Padre enviando al Espiritu Santo a buscar Esposa (la Iglesia) para el Hijo (cfr. L. S. Chafer: Teologia Sistematica, «Eclesiologia», tomo II, PP. 143-146). Ademas, arroja mucha luz sobre las costumbres de aquellos tiempos, y esta lleno de colorido y vivacidad.
La debilidad de Isaac hacia Esau, sabiendo que Jacob habia sido elegido por Dios para heredar la bendicion (Gn. 25:21-26), le acarreo una gran tristeza: verse privado durante muchos años de la presencia de su hijo Jacob, y conocer el odio tomado por Esau hacia su hermano.

Por orden de Dios, Isaac no descendio a Egipto en una epoca de hambre (Gn. 26:1). Tuvo conflictos con los filisteos, que moraban en Gerar (Gn. 26:6-
30) en su busqueda de pozos para sus ganados. Despues del retorno de Jacob, ya reconciliado con Esau, pudo ver a su hijo y su descendencia, cuando habitaba en Arba (Hebron). Alli murio a los 180 años de edad, siendo sepultado por sus hijos (Gn. 35:27-29).
El NT alude a Isaac, el hijo de la promesa (Ga. 4:22, 23), declarando que el manifesto su fe durante su vida de nomada, morando en su tienda, y bendiciendo a Jacob y a Esau «respecto a cosas venideras» (He. 11:9, 20).
Las cartas de Nuzu, descubiertas en un lugar cercano a la moderna Kirkuk entre 1925 y 1941, no solamente ilustran la vida y las costumbres de los patriarcas, sino que dan ejemplos semejantes al nacimiento de Ismael (Gn. 16:1-6). El codigo matrimonial de Nuzu estipulaba que una mujer esteril debia dar a su marido una esclava como concubina. Si esta esclava tenia un hijo, este no podia ser despedido. Esto explica la mala disposicion de Abraham a despedir a Ismael cuando Sara se lo pidio. Esta demanda era contraria a la costumbre; y Abraham no cedio mas que ante la intervencion de Dios, con su promesa formal igualmente dada a Ismael (Gn. 21:9-13). (Vease NUZU.)