Josue

Posted on

Josue

(en hebreo, ספר יהושע‎, Sefer Yehoshúa) es el primer libro de los Nevi’im —segunda de las tres partes en que se divide el Tanaj— y sexto libro del Antiguo Testamento. Se encuentra ubicado entre el Deuteronomio (último libro del Pentateuco), que termina con la muerte de Moisés a las puertas de Canaán y el Libro de los Jueces.

 

CAPITULOS BIBLICOS DEL LIBRO DE JOSUE

 

Josue

josue josue Josue josue 1

 

¿Quien fue Josue?

El libro narra la entrada de los israelitas a la Tierra Prometida bajo el liderazgo de Josue, y de servir a Dios en la tierra.2 Toma su nombre a partir
del hombre que sucedió a Moisés como líder de las tribus hebreas. El libro de JOSUE describe la conquista de la Tierra prometida como el resultado de la acción conjunta de todo Israel. Las campañas se suceden una tras otra, en medio de los mayores prodigios. Josue –el único jefe de todas las tribus– anima al pueblo y lo conduce a la victoria. El paso de los israelitas provoca el terror de sus enemigos, y los cananeos son consagrados al exterminio total.

Una vez conquistado el territorio, Josué procede a distribuirlo entre los israelitas. Señalan los límites asignados a cada tribu. A modo de complemento, enumera las ciudades de refugio, el cap. 21 da una lista de las ciudades levíticas. El final del Libro relata el regreso de las tribus de la
Transjordania, presenta el testamento espiritual de Josue, y conserva una vieja tradición sobre la asamblea de Siquém y sobre la alianza sagrada concluida entre las tribus.

Una primera lectura de este Libro deja la impresión de que los israelitas, bajo la conducción de Josue, conquistaron el territorio cananeo de una manera rápida y total. Sin embargo, un análisis más cuidadoso del texto muestra que la conquista quedó incompleta, que algunos grupos actuaron por cuenta propia y que hubo algunos retrocesos. Además, la alianza con los gabaonitas indica que no todos los cananeos fueron exterminados.

Estas reservas se acentúan si se tienen en cuenta otros textos bíblicos, en particular el comienzo del libro de los Jueces. De la comparación resulta que
la “conquista” fue un proceso lento y difícil, en el que cada tribu luchó por su propio territorio y fue a menudo derrotada. Sólo en tiempos de David los
israelitas se apoderaron definitivamente del país de Canaán.

Parece evidente, entonces, que el libro de Josue presenta un cuadro idealizado y simplificado de una realidad histórica mucho más compleja. Este hecho es explicable porque la historia quiere convertirse en soporte de una enseñanza. Su intención es mostrar a Dios actuando en la historia, para entregar a su Pueblo la Tierra que había prometido a los Patriarcas. Al mismo tiempo, los relatos expresan la interpretación que Israel daba de su propia existencia: su entrada en Canaán no había sido una obra de los hombres, sino de Dios.

El Libro de Josue proporciona una descripción general de las campañas militares para conquistar el área de la tierra que Dios había prometido. Después del éxodo de Egipto y los subsecuentes cuarenta años de vagar por el desierto, la recién formada nación está ahora lista para entrar en la Tierra Prometida, conquistar a los habitantes, y ocupar el territorio. La descripción que tenemos aquí nos da abreviados y selectos detalles de muchas de las batallas, así como la manera en la que la tierra fue conquistada, y la forma en que fue dividida en áreas tribales.