Escribe lo que andas buscando

 

BANQUETE SACRIFICIAL

Posted on

BANQUETE SACRIFICIAL

En muchas religiones paganas los adoradores participan de los sacrificios ofrecidos a sus dioses; bien en honor de ellos, o con el caracter de participacion con ellos, o, como en el culto a Osiris, se creia que se comia a la misma divinidad. En este culto, un pedazo de pastel era consagrado por el sacerdote, y se creia que se convertia en el cuerpo de Osiris. Tambien en el Mexico precolombino existia un culto similar, en el que los adoradores participaban de una imagen de harina, afirmando que era el cuerpo de su dios. Los sacerdotes de las diversas religiones paganas participaban de la mesa de sus dioses. A esto alude el apostol Pablo al decir: «Antes os digo que lo que los gentiles sacrifican, a los demonios lo sacrifican, y no a Dios; y no quiero que vosotros os hagais participes con los demonios. No podeis beber la copa del Señor y la copa de los demonios; no podeis participar de la mesa del Señor, y de la mesa de los demonios» (1 Co. 10:20-21).
En el judaismo, habia banquetes sacrificiales ordenados por Dios. Uno de ellos era de caracter religioso-familiar, la Pascua. Otro era el de las primicias, y en otros solo podian participar los sacerdotes, como en los sacrificios del holocausto (Lv. 6:8-17), de la culpa (Lc. 7:1-10). Habia otros de diverso caracter.
En el cristianismo, todo ello ha quedado abolido. Queda una comida memorial, no sacrificial, carente de todo valor eficaz en cuanto a aplicacion de ningun tipo de merito correspondiente a una idea de sacrificio. Es la respuesta amante del creyente al llamamiento del Señor a recordar Su muerte por nosotros hasta que el venga (1 Co. 11:23-26), en comunion con el. No se trata de una repeticion del sacrificio de Cristo en la cruz (cp. He. 7:27; 9:23-28; 10:10-18). No es una
repeticion, sino una proclamacion y un recuerdo. En realidad, la postura que mantiene una transubstanciacion del alimento material en el cuerpo del dios se halla en el paganismo antiguo en muchas formas, y, como con tantas otras practicas paganas, vino gradualmente a ser aceptada por amplios sectores de una cristiandad cada vez mas apartada de la enseñanza y exhortacion de los apostoles en las Escrituras. Vease tambien COMIDA.