HIJO DEL HOMBRE

Posted on

HIJO DEL HOMBRE

(A) Termino que designa al ser humano, para diferenciarlo a la vez de la Deidad y de los animales (Nm. 23:19; Jb. 25:6; Sal. 8:5; Is. 51:12). (Vease (a) (G)).
Gabriel, dirigiendose al atemorizado Daniel, le dice: «hijo de hombre» (Dn. 8:17).
Ezequiel, abrumado por una vision, oyo las palabras: «Hijo de hombre, ponte en pie» (Ez. 2:1). A partir de entonces, esta expresion se repite constantemente (92 veces) para dirigirse al profeta.
Daniel predijo (Dn. 7:13, 14) que la potencia mundial hostil, simbolizada por las bestias feroces, sucumbira ante el Anciano de dias. «Uno como hijo de hombre», viniendo con las nubes del cielo, recibira entonces el dominio universal. Todos los pueblos lo serviran; su dominio sera un dominio eterno, que nunca tendra fin, y su reino no sera jamas destruido. En esta vision, el ser humano contrastado con las bestias (tipos de los reinos de este mundo) representa al hombre por excelencia, al Mesias, destinado a recibir con todos los santos el reino universal y eterno (Dn. 7:14, 27).
(B) Jesus, el Hijo del hombre. En los Evangelios, el Señor se da a Si mismo este titulo 78 veces, evocando deliberadamente Dn. 7:13-14 (cfr. Mt. 24:30; Mr. 14:62, etc.). Esteban tambien designa a Jesus con este titulo (Hch. 7:56; cfr. He. 2:6; Ap. 1:13; 14:14). Al elegir un titulo asi, el Cristo no quiere solo afirmar su fraternidad con los hombres ni insistir en su condicion humana, por cuanto al mismo tiempo reivindica constantemente los atributos de la Deidad (Lc. 5:24). Opta con ello por un termino que le define como un representante tipico de la humanidad, el «ultimo Adan», el «segundo hombre» venido del cielo, en tanto que el primero era de la tierra (1 Co. 15:45, 47), el cabeza de la nueva raza salvada por su sacrificio (Ro. 5:12-19). El Cristo recibe el nombre de Hijo del hombre en relacion con toda la raza, en tanto que Hijo de David es su nombre en relacion con Israel, e Hijo de Dios es su nombre divino.
Jesus empleo constantemente el titulo de Hijo del hombre en relacion con su mision. Se identifica con los hombres perdidos, los viene a buscar y a salvar (Lc. 19:10); da su vida en rescate por muchos (Mr. 10:45). Como tal, es entregado, crucificado, sepultado y resucitado (Mt. 12:40; 20:18; 26:2); volvera tambien en su cuerpo glorificado para juzgar y reinar (Mt. 24:30, 39;

25:31; Ap. 1:13-16). Queda claro de pasajes como Mt. 26:63-64 y 16:13, 16-17 que el Hijo de Dios y el Hijo del hombre son la misma persona.
Segun Jn. 5:22, 27, Dios mismo no juzga a nadie, sino que todo el juicio lo ha dado a Cristo, por cuanto es el Hijo del hombre. En lugar de castigarnos como hubiera podido hacer, el Padre envio a su Hijo para salvarnos. Por este acto de Dios, el hombre no se pierde porque sea pecador, sino porque rehusa el perdon divino (Jn. 3:16-19). Asi, es el mismo Salvador quien viene a ser el Juez. Es cosa terrible menospreciar al Hijo del hombre, que ha sido soberanamente exaltado despues de su humillacion, y que aparecera pronto en su gloria (He. 2:6-9).
HIKSOS. Vease HICSOS. HILAR
tip, OFIC
El hilado era una actividad reservada a las mujeres (ex. 35:25).
No se conocia la rueca, por lo que se ponia el copo de fibra en una asta, y esta se clavaba en el suelo, o se sostenia debajo del brazo, mientras con una mano se sostenia el huso, que se iba girando, y se daba torsion a la fibra que se hilaba, bien lana o lino.