ARREPENTIMIENTO

Posted on

ARREPENTIMIENTO
Palabras que en las lenguas modernas expresan una verdad central en la historia de la Revelacion de Dios a los hombres. Tanto en el hebreo como en el griego biblicos hay varias palabras para expresar la conversion del pecador a Dios. La necesidad del arrepentimiento para entrar en el reino de Dios es algo que el Nuevo Testamento afirma tajantemente (Mt. 3:8; Lc. 5:32; Hch. 5:31;
11:18; 26:20; Ro. 2:4, etc.).
En el Antiguo Testamento, este termino se aplica tambien a Dios, mostrando como Dios, en su gobierno sobre la tierra, expresa su propio sentimiento acerca de los sucesos que tienen lugar sobre ella. Pero esto no choca con Su omnipresencia. Son dos los sentidos en que se habla del arrepentimiento con respecto a Dios.
(1) En cuanto a Su propia creacion o designacion de objetos que despues no corresponden a Su gloria. Se arrepintio de haber hecho al hombre sobre la tierra y de haber puesto a Saul como rey sobre Israel (Gn. 6:6, 7; 1 S. 15:11, 35).
(2) En cuanto a castigos de los que ha amenazado o bendiciones que ha prometido. Cuando Israel se apartaba de sus malos caminos y buscaba a Dios entonces Dios se arrepentia del castigo que el habia dispuesto (2 S. 24:16, etc.).
Por otra parte, las promesas de bendecir al pueblo de Israel cuando estaba en la tierra fueron condicionadas a su obediencia, de manera que Dios, si ellos hacian lo malo, se arrepentiria del bien que el les habia prometido. tanto a Israel como, de hecho, a cualquier otra nacion (Jer. 18:8- 10). Entonces alteraria el orden de Sus tratos hacia ellos. En cuanto a Israel. el Señor llega a decir:
«Estoy cansado de arrepentirme» (Jer. 15:6). En todo esto entra la responsabilidad humana, asi como el gobierno divino.
Pero las «promesas incondicionales» de Dios, dadas a Abraham, Isaac y Jacob, no estAn sujetas a arrepentimiento. «Porque los dones y el llamamiento de Dios son irrevocables» (Ro. 11:29). «Dios no es hombre para que mienta, ni hijo de hombre, para que se arrepienta. El dijo, ¿y no harA? Hablo, ¿y no lo ejecutarA?» (Nm. 13:19; 1 S. 15:29; Mal. 3:6). Y esto tiene que mantenerse asi con respecto a cada proposito de Su voluntad. Con respecto al hombre, el arrepentimiento es el necesario precursor de su experiencia de la gracia de Dios. Se presentan dos motivos para el arrepentimiento: la bondad de Dios que guia al arrepentimiento (Ro. 2:4), y el juicio que se avecina, en razon del cual Dios manda a todos los

hombres ahora que se arrepientan (Hch. 17:30, 31); pero es de Su gracia y para Su gloria que se abre esta puerta de retorno a el (Hch. 11:18). el allega para si al hombre en Su gracia en base a que Su justicia ha quedado salvaguardada por la muerte de Cristo. De ahi que el testimonio divino es «del arrepentimiento para con Dios, y de la fe en nuestro Señor Jesucristo» (Hch. 20:21). El arrepentimiento ha sido definido como «un cambio de mente hacia Dios que conduce al juicio de uno mismo y de los propios actos» (1 R. 8:47; Ez. 14:6; Mt. 3:2; 9:13; Lc. 15:7; Hch. 20:21; 2
Co. 7:9, 10, etc.). Esto no seria posible si no fuera por el reconocimiento de que Dios es misericordioso.
Tambien se habla de arrepentimiento en relacion con un cambio de pensamiento y de accion alli donde no hay mal del que arrepentirse (2 Co. 7:8). En la predicacion apostolica el arrepentimiento es uno de los temas centrales; ya desde la predicacion de Jesus lo encontramos como una de las exigencias del reino, y el dia de Pentecostes, en su sermon, Pedro termina invitando a los oyentes a arrepentirse de sus pecados y convertirse a Cristo (Hch. 3:19; 2 Co. 7:9; He. 6:1; Ap. 2:21). En el
Nuevo Testamento la palabra «arrepentimiento» es, por lo general, la traduccion de la palabra
«metanoia», que significa cambio de actitud, cambio de modo de pensar o de plan de vida (Mt. 3:2; 4:17; 11:20; Mr. 1:15; 6:12; Lc. 10:13; 11:32;
Hch. 2:38; 8:22; 17:30; 2 Co. 12:12; Ap. 2:5, 16).
estos y muchos otros pasajes del Nuevo Testamento nos indican la centralidad de esta realidad y de esta doctrina en el mensaje de Cristo y de los apostoles.
La traduccion de «metanoia» por «penitencia» que hacen algunas ediciones catolicorromanas no solamente es un error, sino que contradice el Nuevo Testamento. (Vease CONVERSIoN). ARROYO
RIOS
Principalmente traduccion del vocablo hebreo
«nadal» (Gn. 32:23). Se trata de un torrente de montaña que a menudo se seca en verano, y por ello frecuentemente frustrante (cp. Jb. 6:15,
«nahal»). Son numerosos en Palestina. Se traduce tambien como «valle», refiriendose a una especie de cañada y que en Arabe recibe el nombre de
«wadi».