Escribe lo que andas buscando

 

MADERA

Posted on

MADERA

El hebreo «’es» se dice para madera viva (arbol) y para madera muerta:
madera de construccion (Hag. 1:8),
leña para el fuego (por ejemplo, Lv. 1:7), madera para muebles (por ejemplo, Dt. 10:1),
tambien con el significado de poste (Gn. 40:19; Dt. 21:22; Jos. 21:26; Est. 5:23),
mango (2 S. 21:19),
mango de un hacha (Dt. 19:5). Asimismo el griego
«silon».
El Nuevo Testamento conoce la contraposicion de la madera verde a la seca, conocida igualmente en la literatura judia posterior: Jesus es la madera viva, verde, que no es atacada tan facilmente por el fuego; Israel, la madera seca (Lc. 23:31). Ademas se habla tambien:
de la madera de construccion (1 Co. 3:12), de un garrote (Mt. 26:47, 55),
de un cepo (Hch. 16:24).
Por el sentido deshonroso que ya en el griego profano adquirio la palabra «madero» «como instrumento de castigo», surgio el significado de
«cruz», caracteristico del Nuevo Testamento (Hch. 5:30; 10:39; 13:29; 1 P. 2:24); asi la cruz es
llamada madera de maldicion (Ga. 3:13; cfr. Dt. 21:23). Ap. 2:7; 22:2; 14:19 se refiere a la idea del Antiguo Testamento sobre el arbol de la vida.
El Antiguo Testamento conoce la madera de acacia, cedro, cipres, pino, roble, sicomoro, asi como, segun interpretacion corriente, la madera de

sandalo. Ap. 18:12 menciona la madera de tuya, del africa del Norte.
Los carpinteros (literalmente: artesanos [en madera, en piedra, en metal]) aprendieron su oficio, en parte, de los fenicios (2 S. 5:11; 1 R. 5:16), y parece que, bajo el rey Josias, hicieron ya trabajos independientemente (2 R. 12:12; cfr.,
ademas, Is. 40:20).
Entre las maderas mas estimadas figura la acacia, o «madera de Sitim», denominada tambien
«madera incorruptible». Su tronco exuda un liquido oloroso que es la conocida goma arabiga. Su madera (muy apreciada por lo resistente, fuerte y ligera) fue utilizada por Moises para la construccion del Arca (ex. 25:10), de la mesa de los panes de la proposicion (ex. 25:23), del altar de los holocaustos (ex. 27:1), del altar de los perfumes (ex. 30:1), los tablones que debian construir la parte solida del tabernaculo (ex. 26:15) y de todo lo demas que componia el santuario portatil de Jehova.